Los drenajes que conducen el agua de lluvia colapsaron por la saturación de basura y desechos, provocando el colapso de la tubería y posterior socavamiento de un carril en el sector conocido como Villa Lobos en el municipio de Villa Nueva.

De manera pronta, COVIAL del Ministerio de Comunicaciones trabajó para evitar que el colapso continuara y con ello, que más de 1,500 familias del sector quedaran incomunicadas. Se construyó un sistema de refuerzo de suelo con muros de gaviones de 28 metros de altura y un ancho de 30 metros. Esta obra de atención de emergencia está a punto de finalizarse, logrando mantener la circulación fluida y segura para los miles de vecinos.

¡Acciones que transforman!