La Unidad Ejecutora de Conservación Vial -COVIAL-, concluyó con los trabajos de mantenimiento sobre el Puente Río Dulce, dichos trabajos consistieron en la limpieza total, desde la superficie hasta las estructuras que sostienen el puente.

También se llevó a cabo la aplicación de pintura en los barandales y bordillos, incluyendo la señalización horizontal y vertical, esta última indica la prohibición de no estacionarse, para brindar mayor vida útil al puente.

Además fueron colocados marcadores reflectivos de pavimento de doble cara, para que los usuarios que conducen de noche tengan una mejor visibilidad.

Todas estas acciones de mantenimiento permiten que este puente de 870 metros,  sea más seguro.

       }