La Unidad Ejecutora de Conservación Vial –COVIAL-,  coordina los trabajos para habilitar una ruta paralela en el hundimiento registrado el pasado jueves,  en el kilómetro 246 de la carretera al Atlántico, La Ruidosa del municipio de Morales Izabal.

La vía se partió debido a un hundimiento producto de la saturación del suelo por las fuertes lluvias.

   

En el lugar ya se encuentra maquinaria que realiza corte de talud para la construcción de un carril auxiliar aproximadamente de 150 metros, lo que permitirá el paso de vehículos mientras se trabaja en el punto dañado, el cual es de 60 metros. Se espera que este paso quede habilitado a más tardar en 24 horas.