Este año la Unidad Ejecutora de Conservación continúa con su responsabilidad de brindar mantenimiento a la red vial del país que tiene a su cargo, en ese sentido la planificación para este 2018, es realizar trabajos de bacheo y limpieza que abarquen 4 mil 888 kilómetros.

Para ejecutar dichos trabajos se programaron 36 proyectos, los eventos de licitación fueron lanzados el 08 de enero como parte de los procesos que establece la Ley de Compras y Contrataciones del Estado.

Uno de los proyectos que ya se encuentran en el campo se ubica en la Ruta Nacional-23, Departamento de Jutiapa, Las Trancas, Bifurcación Yupiltepeque, estos trabajos forman parte del proyecto identificado como BL-030-2018 en el cual se espera brindar  mantenimiento con bacheo y limpieza a una longitud de 130.69 kilómetros. 

Para los proyectos de este año se determinó integrar con las labores de bacheo equipos de limpieza, la unión de ambas actividades se realiza con el fin de alcanzar objetivos esperados en el mantenimiento de las vías.

El Director de COVIAL, Ingeniero Juan Carlos Méndez , explicó que la integración de bacheo y limpieza permitirá tener una atención más profesional  y técnica de la red vial, «la intención de incorporar ambas funciones es que exista un superintendente que realice evaluaciones técnicas de los lugares donde se llevan a cabo las limpiezas».

Para cumplir con la responsabilidad de dar mantenimiento a la red vial del país, COVIAL, contrata empresas que prestan servicios de limpieza, bacheo, terracería, señalización y todos aquellos proyectos que contribuyen a mantener las carreteras en buen estado.

De acuerdo a las especificaciones de COVIAL, es necesario realizar trabajos de bacheo en las zonas inestables bajo la estructura del pavimento de una carretera, independientemente que la inestabilidad sea producida por problemas de la capa de rodadura, por saturación del suelo circundante, bolsón de suelo indeseable o por contaminación de cualquier naturaleza, las áreas con problemas de este tipo deben ser preparadas con el objeto de devolver la sustentación estructural original de la carretera y para proporcionar el confort y la seguridad esperada del mismo.

El Ingeniero Méndez,  hizo énfasis en que este año la ejecución de los proyectos inicia temprano a comparación de años anteriores,  “hemos recibido muchas críticas porque la red vial está mal atendida entonces tengo que buscar los mecanismos que permitan tener una atención más efectiva y profesional”.