Las rampas de emergencia están instaladas, principalmente, en puntos de las carreteras que tienen pendientes descendentes continuas. Tienen la importante función que al momento en que un conductor detecte problemas en el sistema de frenos, la rampa disipa la energía deteniendo el automotor, evitando así hechos de tránsito lamentables.

Estas rampas deben de recibir mantenimiento constante, debido a que el material con el que están hechas, tiende a compactarse por las condiciones climáticas, por lo que personal de COVIAL del Ministerio de Comunicaciones remueve continuamente el material, formando nuevamente los carriles de frenado.

¡Acciones que transforman!