Con el objetivo de brindar mayor vida útil a las carreteras, la Unidad Ejecutora de Conservación Vial, -COVIAL-, lleva a cabo el sello de fisuras y grietas, una actividad de mantenimiento preventivo y se debe realizar cuando estas se han reflejado en el pavimento, las cuales pueden aparecer longitudinal o transversalmente en la línea de rodadura, con el fin de impermeabilizar las capas que forman la estructura del pavimento, evitando inicialmente la falla tipo piel de cocodrilo y luego la formación de baches.

Para ejecutar el sello de fisuras y grietas,  debe verificarse que el pavimento no muestre señales de humedad, las cuales provocarían una falta de adherencia del material y posterior desprendimiento del mismo.

Actualmente realizamos esta actividad en la Ruta Departamental –GUA-47, Desvío Amatitlán, Naciones Unidas, en carriles de ingreso a Guatemala del kilómetro 20 al 28.

Se toman  las medidas necesarias para mantener el tránsito durante la ejecución de los trabajos de sello de fisuras y grietas y se procura la seguridad de los usuarios, con la colocación de letreros y señales.